Agaz [ ]

Tlf: 958 22 43 41

 

 

¿PUEDO RECUPERAR EL IVA DE MIS FACTURAS IMPAGADAS?

CON AGAZ SÍ ES POSIBLE, CONTÁCTANOS Y TE AYUDAREMOS
A OBTENER LA DEVOLUCIÓN DEL IVA ABONADO A HACIENDA

Los mejores abogados en Granada especialistas en impagos.

SABER MÁS SOLICITAR CONSULTA
Novedades Legislativas sobre devolución de IVA

La aprobación la Ley 28/2014, de 27 de Noviembre, por la que se modifica la Ley 37/1992, de 28 de diciembre, del Impuesto sobre el Valor Añadido, tal y como se detallará en los siguientes apartados, ha afectado a la posibilidad de devolución del IVA en cuanto a los plazos y simplificación del procedimiento. La recuperación del IVA de los clientes morosos, es una herramienta para minorar los perjuicios en caso de impago.
Los requisitos y “modus operandi” para poder compensar estas cuotas de IVA repercutido, en algunos casos ya ingresado en la administración tributaria, pero no cobrado al cliente moroso son;
Esta posibilidad está prevista en el Artículo 80 de la Ley del IVA, para dos casos concretos:
1. Clientes morosos con deudas reclamadas al deudor judicialmente o por medio de requerimiento notarial.
2. Clientes morosos en situación de concurso de acreedores ( antes suspensión de pagos o quiebra).
Son el mencionado Artículo 80 y el Artículo 24 del Reglamento del impuesto los que establecen los requisitos para modificar la base imponible del impuesto en caso de que el cliente moroso no haya hecho efectivo el pago de las cuotas repercutidas.
Y en este sentido, hemos incorporado las ultimas novedades vienen dadas por la aprobación de la Ley 28/2014, de 27 de noviembre, por la que se modifica la Ley 37/1992, de 28 de diciembre, del Impuesto sobre el Valor Añadido, tal y como se detallará en los siguientes apartados.

Deudor en Concurso de Acreedores

En el caso de que nuestro deudor se encuentre en situación de Concurso de Acreedores, debemos acudir al apartado 3 del Art. 80 de la Ley del IVA, que señala que “La base imponible podrá reducirse cuando el destinatario de las operaciones sujetas al Impuesto no haya hecho efectivo el pago de las cuotas repercutidas y siempre que, con posterioridad al devengo de la operación, se dicte auto de declaración de concurso. La modificación, en su caso, no podrá efectuarse después de transcurrido el plazo de dos meses contados a partir del fin del plazo máximo fijado en el número 5.º del apartado 1 del artículo 21 de la Ley 22/2003, de 9 de julio, Concursal”.
Dicho precepto establece que “El llamamiento a los acreedores para que pongan en conocimiento de la administración concursal la existencia de sus créditos, en el plazo de un mes a contar desde el día siguiente a la publicación en el «Boletín Oficial del Estado» del auto de declaración de concurso, conforme a lo dispuesto en el artículo 23″.

Solo cuando se acuerde la conclusión del concurso por las causas expresadas en el artículo 176.1, apartados 1.º, 4.º .º de la Ley Concursal, el acreedor que hubiese modificado la base imponible deberá modificarla nuevamente al alza mediante la emisión, en el plazo que se fije reglamentariamente, de una factura rectificativa en la que se repercuta la cuota procedente.
Es decir, con la reforma de la Ley 28/2014, de 27 de noviembre, en caso de que el deudor se encunetre en concurso, el plazo para poder realizar la modificación de la base imponible se amplía en la práctica de 1 a 3 meses.
La rectificación de deducciones como consecuencia de la modificación de la base imponible prevista en el artículo 80.Tres con la declaración de concurso del destinatario de la operación, deberá realizarse en la declaración-liquidación correspondiente al periodo en que se ejerció la deducción. (Artículo 114.Dos.2º, párrafo segundo).

Deudor que NO se encuentra en situación de Concurso de Acreedores

En el caso de clientes morosos que no se encuentren en situación de Concurso de Acreedores, el requisito para poder modificar la base imponible, conforme al Art. 80, apartado 4º, de la Ley del IVA es que el crédito resulte total o parcialmente incobrable. Esto ocurrirá cuando se den las siguientes condiciones:
– Que haya transcurrido un año desde el devengo del impuesto repercutido sin que se haya obtenido el cobro de todo o parte del crédito derivado del mismo.
No obstante, y cuándo el titular del derecho de crédito sea un empresario o profesional cuyo volumen de operaciones no hubiera excedido durante el año natural inmediatamente anterior de 6.010.121,04 euros, el plazo mencionado en el párrafo anterior podrá ser de seis meses o un año.
Es decir, en el caso de créditos incobrables, los empresarios que sean considerados pyme podrán modificar la base imponible transcurrido el plazo de 6 meses como se venía exigiendo antes de la reforma o podrán esperar al plazo general de 1 año que se exige para el resto de empresarios.
Y cuando se trate de operaciones a plazos o con precio aplazado, deberá haber transcurrido un año desde el vencimiento del plazo o plazos impagados a fin de proceder a la reducción proporcional de la base imponible. A estos efectos, se considerarán operaciones a plazos o con precio aplazado aquéllas en las que se haya pactado que su contraprestación deba hacerse efectiva en pagos sucesivos o en uno sólo, respectivamente, siempre que el período transcurrido entre el devengo del Impuesto repercutido y el vencimiento del último o único pago sea superior a un año.
Asimismo, en el caso de operaciones a las que sea de aplicación el régimen especial del criterio de caja esta condición se entenderá cumplida en la fecha de devengo del impuesto que se produzca por aplicación de la fecha límite del 31 de diciembre a que se refiere el artículo 163 ter de de esta Ley.
No obstante lo previsto en el párrafo anterior, cuando se trate de operaciones a plazos o con precio aplazado será necesario que haya transcurrido el plazo de seis meses o un año a que se refiere esta regla, desde el vencimiento del plazo o plazos correspondientes hasta la fecha de devengo de la operación.
Es decir, respecto a las operaciones en régimen especial del criterio de caja, con la Ley 28/2014, de 27 de Noviembre, se introduce una regla especial para declarar un crédito incobrable, de tal manera que se permite la modificación de la base imponible cuando se produzca el devengo de dicho régimen especial por aplicación de la fecha límite del 31 de diciembre del año inmediato posterior a la fecha de realización de la operación, sin tener que esperar a un nuevo transcurso del plazo de 6 meses o 1 año que marca la normativa a computar desde el devengo del impuesto.

¿Cuándo no procede la devolución del impuesto?

Así, en determinados casos, por la propia naturaleza de la operación, al no suponer un impago cierto y definitivo (es decir, en el fondo no son incobrables) no procederá la solicitud de devolución del impuesto ni, consecuentemente, la modificación de las facturas. Nos encontramos en supuestos tales como:
 Créditos garantizados o afianzados.
 Créditos entre entidades o personas vinculadas.
 Cuando el destinatario de la operación esté establecido fuera del territorio de aplicación del impuesto, Ceuta, Melilla o Canarias.
 Créditos que disfruten de garantía real, en la parte garantizada.
 Créditos afianzados por entidades de crédito o sociedades de garantía recíproca o cubiertos por un contrato de seguro de crédito o de caución, en la parte afianzada o asegurada.

¿Es viable mi operación?

Para saber si es viable su caso, en primer lugar necesitamos estudiar la documentación facilitada por usted, tras ello, el equipo de abogados y consultores expertos en derecho fiscal de Agaz concluirá para cada caso en concreto y para cada factura impagada si es viable o no la devolución del IVA correspondiente.

En Agaz contamos con un alto grado éxito en nuestro servicio de devolución del IVA de facturas impagadas. No lo dude y aproveche ahora la posibilidad de acceder a nuestro estudio y consulta de caso de forma totalmente gratuita.

¿Cómo contratar éste servicio?

1.- Contacte con Agaz abogados y consultores llamando al 958 22 43 41, en el email agaz@agaz.es o a través del formulario de contacto de ésta página.

2.- Una vez analizada la documentación que le requeriremos, nuestro equipo de abogados expertos en devolución del impuesto del valor añadido sobre facturas impagadas se pondrán a trabajar para obtener el máximo importe a devolver que le corresponda.

3.- Recuerde que Agaz no le cobrará nada, por la consulta y el análisis de su caso. Sólo pagará si su caso es viable en cuanto a la devolución del IVA de sus facturas impagadas.

Para solicitar una consulta personalizada contáctenos

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.